Nunca serás el hijo de Larry Walters

Nunca serás el hijo de Larry Walters porque Larry Walters tenía demasiadas dioptrías y muy pocas neuronas. Demasiadas dioptrías y poco sentido común. Demasiadas dioptrías y 45 globos llenos de Helio. Si lo fueras, te explicaría que una silla de mimbre no es solo una silla de mimbre. Que sus ramas secas y artísticamente entrecruzadas […]